Cómo colocar un tendedero en la ventana

Publicado por Vanesa Sánchez, 26 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Colocar un tendedero

Aunque el uso de la secadora ha ido desplazando en algunos lugares al clásico tendedero, a veces preferimos seguir tendiendo la ropa al aire.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tendederos: los hay giratorios que pueden ser desplazables o fijos, también los hay extensibles y con poleas.
  • Cubretendales: en los últimos años han ido apareciendo tendederos que incluyen un toldo para protegerlos de la suciedad y el mal tiempo.
  • Autorización: antes de instalar un tendedero en el edificio, hay que asegurarse de que la comunidad y el ayuntamiento lo permiten.

 

Si en tu vivienda cuentas con un patio interior, lo normal es aprovecharlo colocando un tendedero en la ventana. Veamos los diferentes tipos que podemos encontrar en el mercado y que se pueden montar junto o bajo la ventana.

 

Tipos de tendederos

- Tendederos giratorios: también a su vez pueden ser desplazables. Estos tendederos cuentan con un brazo móvil que deja libre la ventana tanto con o sin la colada. Los tendederos giratorios fijos están anclados gracias a dos brazos regulables en altura e inclinación, que resultan muy firmes y seguros. Algunos incorporan la opción de un toldo que los cubra de las inclemencias del tiempo y la suciedad.

- Tendederos extensibles: que se pliegan una vez recogida la colada y son la opción más estética.

- Tendederos con poleas: son los más conocidos, con buena accesibilidad al cordaje, muy cómodos y que en los últimos años han sufrido una gran evolución en cuanto a cubretendales. Pueden ir sujetos a la pared o a la barandilla, en este último caso son algo más pequeños.

Fijar el tendedero a la pared

Al comprar el tendedero, habitualmente se suministran las piezas necesarias para su colocación, es decir, los soportes, las poleas, las tuercas, tacos y tornillos.

Para montarlo, en el caso que vaya sujeto a la pared, tendremos que situar correctamente la pieza principal y hacer los agujeros con el taladro en posición de percusión. Utilizaremos primero una broca de widia más fina y ensancharemos después el agujero con otra más gruesa. Introduciremos los tacos y fijaremos la estructura.

Si se trata de un tendedero con poleas, por último colocaremos estos elementos y las cuerdas, tensándolas para que el tendedero quede perfectamente preparado para su uso. Si necesitamos uno más sofisticado, con cubretendales, lo mejor será recurrir a un profesional para su instalación.

Debemos recordar que antes de montar un tendedero con una estructura fija o que dé a la calle, tenemos que asegurarnos de que esté autorizado por la comunidad de vecinos o por la legislación del ayuntamiento de nuestra ciudad, ya que si no es así podrán obligarnos a retirarlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016