Qué tipos de bisagras hay y cuáles son sus usos

Publicado por Marta Leal, 21 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de bisagras

Las bisagras nos ayudan a unir dos elementos permitiendo el giro de uno de ellos, y se fijan mediante dos hierros unidos por un eje.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de bisagras: con cazoleta, de libro, invisibles, de doble acción, de pernio, etc.
  • Utilidad: para abrir dos tableros como pueden ser puertas, ventanas y baúles, entre otros.
  • Instalación: generalmente se instalan de forma sencilla, atornillándolas al mueble o haciendo una perforación en el tablero.

 

Podemos encontrar bisagras en puertas, armarios, ventanas, tapaderas, etc., son elementos muy útiles y fáciles de instalar, aunque dependerá del tipo de bisagra que utilicemos.

 

Bisagras más utilizadas

Bisagras de libro: son las más conocidas y resultan muy funcionales por su multitud de tamaños. Se abren como libros y su montaje es sencillo, ya que solo debemos atornillar la bisagra a la superficie. Las encontramos para abrir muebles pequeños como los del salón.

Bisagras de piano: son como las anteriores pero de una longitud mayor, además ofrecen mayor resistencia ya que van sujetas por muchos más tornillos. Sirven para abrir muebles más pesados como un baúl o armario.

Bisagras de cazoleta: son las más utilizadas y difíciles de montar, pero una de las ventajas es que son regulables. Son perfectas para los muebles de cocina.

Bisagras invisibles: se colocan en los cantos de los tableros atornillándolas para que queden ocultas. Su apertura es como un libro.

Bisagras sin cazoleta: son iguales que las bisagras con cazoleta, pero estas van atornilladas sin necesidad de hacer ninguna perforación en el mueble.

Bisagras de clavija: son fáciles de instalar, ya que van atornilladas al tablero y se abren en forma de libro. Se utilizan en puertas pero son más decorativas que otras bisagras.

Bisagras de munición: también van atornilladas a la puerta, pero estas bisagras son más fuertes porque están destinadas a puertas con más peso como las de entrada a la vivienda.

Otros tipos

Bisagras para vidrio: la instalación se hace creando unos agujeros en la base del mueble para poner en una parte el gancho de la bisagra y el otro lado se coloca en el vidrio.

Bisagras de pernio: sirven para abrir puertas y ventanas. Son difíciles de instalar, ya que hay que hacer un cajeado para incorporar las pletinas a la puerta.

Bisagras de doble acción: las vemos en puertas de cocinas de vaivén. Son bisagras que permiten hacer un giro más grande.

Bisagras americanas: se cierran solas aunque van sin cazoleta. Su instalación es fácil porque van únicamente atornilladas a los tableros.

Bisagras de compás o tijera: son útiles para mantener la puerta abierta a un nivel, como la de un garaje o un cobertizo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016