Instala tus propias persianas

Publicado por Vanesa Sánchez, 28 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instalar persianas

En el mercado hay varios tipos de persianas que tú mismo podrás instalar. Da un aire diferente a tu vivienda con unas persianas nuevas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de persianas: enrollables, venecianas, automatizadas y verticales.
  • Instalar persianas: enrollables: cambiando las persianas y colocándolas en el tambor. Vencianas: colocando los soportes. Verticales: colocar los soportes e instalar cada persiana. Automatizadas: mejor contratar a un profesional.
  • Venecianas y verticales: puedes graduar la intensidad de luz que quieres que entre y su orientación.

 

Dentro de la amplia gama de persianas que existe, puedes encontrar persianas venecianas, verticales, enrollables o automáticas, por ejemplo. Debes saber elegir las que más te convienen y sobre todo, las que mejor favorezcan a tu estancia.

 

Elegir el tipo de persiana que más te interesa

Persianas automáticas: son conocidas también como motorizadas o automatizadas. Son las más fáciles en cuanto a subir y bajarlas ya que lo puedes hacer a través del mando que tienen, desde cualquier lugar, incluso estando tumbados. Por el contrario el precio de este tipo de persianas es superior al resto. También podemos convertir una persiana enrollable en una motorizada.

Persianas enrollables: son las más comunes y las más utilizadas en las viviendas de hoy en día. Tienen un sistema de ganchos donde van sujetas cada varilla y se enrollan en un tambor situado en la parte superior.

Persianas venecianas: son unas láminas dispuestas en horizontal que se pueden poner tanto a la altura y orientación que queramos darles. Las láminas pueden ser de aluminio, madera o plástico. Suelen ser más baratas que las enrollables y además, muy fáciles de colocar.

Persianas verticales: tienen un look moderno y son muy funcionales para su manejo. Son conocidas por el nombre de girasol debido al giro que hacen sus láminas que permiten graduar la intensidad de la luz. Pueden estar motorizadas o ser manuales.

Instala tus propias persianas

Si son enrollables, quita la que está puesta actualmente sacándola por la parte de arriba, tirando del tambor hacia fuera. Ahora coloca la nueva enrollándola al tambor y atornillándola. Acto seguido se vuelve a colocar en su sitio, dejando caer la persiana con cuidado y alineando las varillas.

Si son persianas venecianas, debemos poner sus soportes laterales en lo alto de la ventana, bien colocados en el interior del marco, en el propio marco o por encima del mismo. Una vez situados los soportes, simplemente pon el perfil donde están las láminas y ajusta las palancas de sujeción.

En el caso de ser persianas verticales, el proceso es muy similar al anterior, poniendo los soportes y el perfil enganchados en ellos. Después, habrá que colocar una a una las láminas verticales. Por último ajusta los seguros. 

Para persianas automáticas mejor contrata a un profesional que sepa instalarlas, pues será necesario seguramente hacer una pequeña obra para los motores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos