Cómo hacer juguetes para perro

Publicado por Covadonga Carrasco, 07 Ago 2012

Todo el que tenga un perro sabrá de sobra la necesidad que tiene el dueño de comprarle siempre mil juguetes para que se divierta. Sin embargo, además de ser un gasto elevado, a los perros les pasa lo que a los niños, al final se divierten con las cosas más sencillas. Por eso hoy queremos que aprendas cómo hacer juguetes para perros.

LO QUE DEBES SABER...
  • Comida: los juguetes con comida en el interior serán sus preferidos.
  • Económicos: podemos hacerlos con cosas que tenemos en casa. Botellas, pelotas, cuerdas, etc.
  • Precaución: hay que vigilar que no los rompan y puedan hacer daño al animal.
  • Mordedores: una botella de plástico dentro de un calcetín o una cuerda para colgar jamones.
  • Juguetes con sorpresa: en una pelota de plástico haz dos agujeros y mete en él un regalo apetecible.

 

Los juguetes para perros son muy sencillos de hacer y además resultan de lo más económicos. Con cosas que tenemos en casa y que seguramente vayamos a tirar a la basura, podemos hacer un montón de juguetes para tener entretenidos a nuestros mejores amigos.

 

 

Juguetes con premio

Seguro que todos conocéis los famosos Kong, esos juguetes rellenos de comida. Pues bien, también podemos fabricarlos de forma casera. Solo será necesario congelar un poco de caldo de pollo y dárselo al perro para que se entretenga mientras disfruta del sabor del caldo. Eso sí, este juguete solo sirve si tenéis un jardín, de lo contrario el suelo de vuestra casa puede quedar hecho un auténtico desastre.

Las pelotas con sorpresa también son muy divertidas para nuestras mascotas. Se trata de coger una pelota de plástico y hacerle dos agujeros, uno más grande que otro y meter premios en su interior. Mientras rueda la pelota el perro intentará sacar el premio y pasará también un buen rato hasta conseguir su recompensa.

En realidad cualquier objeto resistente a los dientes de tu perro puede servir para hacer un juguete con premio. Lo único que debes tener cuidado de que no haya piezas que pueda tragarse nuestra mascota ni que el juguete esté hecho de un material que pueda resultarle tóxico.

Mordedores para perros

Uno de los juguetes más básicos y al mismo tiempo más divertido es el que podemos hacer con una botella de plástico. Dependiendo del tamaño del perro podemos elegir una grande o una pequeña. La meteremos en un calcetín viejo si es pequeña o si es grande la envolveremos en una toalla atada con dos gomas en sus extremos. Así de sencillo habremos conseguido un entretenido mordedor que cruje y que seguro hará las delicias de nuestro perro.

Podemos crear un original mordedor a base de cuerdas para colgar jamones. Se puede utilizar cualquier tipo de cuerda, pero estas son interesantes por el olor que tienen y que sin duda encantarán a nuestro perro. Consigue varias y entrelázalas para hacer un mordedor grueso y resistente. 

Estos juguetes son muy divertidos, pero siempre hemos de vigilar a nuestro perro para que no se haga daño con ellos o se trague algún elemento que pueda perjudicarle al romper el juguete. Esto no sucede solo con los juguetes caseros, sino con cualquier otro que compremos en un establecimiento. La salud de nuestro perro es lo más importante.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos