Razas de perros gigantes

Publicado por Redacción, 02 Ene 2012

De vez en cuando salen en los medios de comunicación perros que destacan por su tamaño fuera de lo normal. Suelen ser ejemplares de razas ya de por sí grandes. En esas vamos a centrarnos. Antes de comprar uno, te advertimos de que ocupan mucho espacio y comen mucho. Y como sucede, en general, suelen vivir menos años que los perros pequeños.

Gran Danés: por su nombre podría proceder de Dinamarca pero no, tiene su origen en Alemania. Y aunque parece una fiera de perro, es una raza muy cariñosa, muy fiel a su dueño y de gran nobleza. Aunque mejor no enfadarle porque ya solo que se suba encima apoyando las patas puede provocar que tumbe a una persona (esto mismo puede suceder simplemente jugando). Le encanta estar en casa y ser el centro de atención. Pero con esas medidas no puede vivir en cualquier hogar sino en uno con espacio suficiente. A pesar de ese tamaño ‘colosal’ se mueven de forma ágil.

 

 

 

San Bernardo: la imagen que tenemos de esta raza con un barrilito colgado del cuello en la nieve es un reflejo de lo servicial y noble de estos perros. De hecho, al  principio eran utilizados para labores de rescate en los Alpes de Suiza, país de donde son originarios. De ahí que sean perros que necesiten de largos paseos como mínimo una vez a la semana. Todo lo que tienen de grandes lo tienen de cariñosos con los niños.

 

Mastín: es una de esas razas que sobre todo cuando son cachorritos parecen ositos.  Hay muchas variedades de esta raza, dependiendo de la zona geográfica (español, argentino, francés, inglés…). ¡Todos enormes!  El mastín español es un muy robusto, con una cabeza de gran tamaño y con pesos que pueden alcanzar hasta los 120 kilos. Son canes ágiles e inteligentes, que normalmente se utilizan para cuidar del ganado. Ese instinto de protección y la libertad de vivir en el campo al aire libre, hacen que no sea un perro adecuado para un piso o una vivienda sin un jardín amplio.

Leonberger: son perros de vigilancia de origen alemán. Gracias a su pelaje largo, alta estatura y medidas armónicas resulta una raza con un porte elegante muy parecido al león. Son perros que se adaptan bien al hogar de una familia, muy seguros de sí mismos, muy fieles a sus amos y cariñosos con los niños. Tienden a ser un poquito vagos para moverse, así que debe ser el dueño quien le estimule para estar activo.

Alano Español: a simple vista parece un perro de esos con “malas pulgas”, con una cabeza cuadrada enorme y muy corpulento. Sin embargo, esa robustez esconde una animal cariñoso, tranquilo y noble. Suele emplearse para cuidar el ganado y para ir de caza. Debido estas capacidad es un perro muy activo y que necesita paseos largos y correr.

Bullmastiff: los perros de esta raza tienen cara de pocos amigos. Y quizá por eso sean canes perfectos para defensa. Impone solo con verle. Proviene del Reino Unido y destaca por su instinto guardián aunque nunca atacará si antes no le provocan. Son cariñosos, inteligentes y seguros de sí mismos, características que le hacen muy apropiado para vivir en un piso.

Dogo del Tíbet o Mastín tibetano: perro que también recuerda a un oso, por su gran cabeza y el pelo largo. A pesar de que su ladrido asusta, es una raza que se relaciona bien con los niños, aunque en general es muy perro independiente y distante y un poco “cabezota”. Soporta bien las condiciones climáticas adversas y le gusta pasar al aire libre y vivir en espacios grandes.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos