Cómo hacer papel artesanal

Publicado por Redacción, 10 Oct 2011

En este post seguimos apostando por el reciclaje para cuidar el planeta. En esta ocasión os vamos a enseñar a elaborar papel reciclado, tarea en la que te pueden ayudar tus hijos, al ser altamente educativa. ¡Es más sencillo de lo que parece!

¿Tienes hijos? Entonces sabes de sobra que es importante que fomenten cuanto antes la imaginación. Lo sabemos, a veces cuesta más de la cuenta conciliar vida laboral y familiar, pero no hay otra, es cuestión de organizarse. Pues si tienes hijos, te recomendamos que pases el máximo tiempo posible con ellos, que les ayudes en la tareas del cole, que les enseñes a jugar con la imaginación como hacían nuante, asuntos sobre los qestros antepasados… ¡Y también nosotros! En definitiva, te invitamos a que juegues con ellos educándoles… Educar es importue educar, muchos. Pero, en esta ocasión nos vamos a centrar en un  tema que nos afecta a todos: El reciclaje. Y lo decimos porque es una de las bazas que tenemos en nuestras manos para contribuir a que nuestro planeta no se vaya apagando poco a poco. Ardua tarea, sí, pero tenemos que intentarlo antes de que sea tarde.

 

 

Pensad en las ingentes cantidades de papel que consumimos entre todos… Ahora, visualizad nuestros pulmones verdes, cada vez más despoblados de esos árboles tan necesarios, sin los que la vida de nuestros bosques sería -simplemente- imposible, inviable. Entre todos podemos contrarrestar un poco esta situación, ¿o no? Piensa en ello. Para poner nuestro granito de arena, os damos una idea sostenible con el medioambiente con la que, a la vez, podrás educar a tus hijos en casa. ¡Toma nota! Vamos a elaborar papel reciclado en nuestro propio hogar. Y todo ello, al más puro estilo artesanal, ese que tanto nos gusta…

 

Necesitamos:

  • Papel de desecho
  • Periódicos
  • Recipiente grande
  • Cloro
  • Agua
  • Licuadora
  • Colorantes
  • Hojas secas, hilo de colores
  • Rodillo

 

Elaboración:   

  1. Lo primero que tenemos que hacer para culminar con éxito nuestra laboriosa tarea es seleccionar el papel que queremos reciclar. Lo cortamos en trozos y lo dejamos en remojo al menos tres horas, cuantas más mejor; aunque nunca hay que pasarse de las doce doras… Nos cargaríamos definitivamente el papel. Para este proceso echamos los trozos de papel en un recipiente grande lleno de agua, a la que hemos añadido cloro; la mezcla resultante nos facilitará que este papel, que en breve amasaremos, esté totalmente desinfectado.
  2. Ahora nuestro objetivo es reconvertir ese papel en pulpa para poder manipularlo sin problema alguno. Para ello, utilizamos la licuadora. Introducimos en la misma, todo el papel que hemos tenido en remojo. Procedemos, licuamos, y conseguimos con éxito la pulpa deseada.
  3. A continuación, observa bien la pulpa que has conseguido. En general, si la materia prima del papel apenas cuenta con aditivos, notarás que la pulpa resultante es bastante blanca. Si quieres que aún sea más blanco, lo que te recomendamos es que añadas a la masa un poco de cloro. Tras amasar bien, el blanco de la pulpa brillará por sí mismo. Eso es lo que queremos conseguir.
  4. Sobre una encimera, echamos bolas de la masa que hemos conseguido. A continuación pasamos un rodillo por encima de cada una, con el objetivo de conseguir láminas muy finas y muy blancas. Es muy importante que eliminemos el exceso de agua de la masa, para que sea lo más consistente posible, recia.
  5. Ahora procedemos con el proceso de secado. Sobre una mesa, colocamos hojas de periódico hasta que cubramos totalmente la superficie. Cogemos cada una de las láminas que hemos elaborado y las ponemos unas al lado de otras sobre las hojas de periódico. Envolvemos cada lámina en su correspondiente hoja de periódico y las tendemos como si de ropa se tratase. Hay que hacerlo en un área en bajo techo en donde se puedan airear y secar completamente. Los colgamos con las pinzas de toda la vida. Hemos esperado varias horas a que se sequen bien. Objetivo cumplido. Ahora hay que conseguir aplanar la masa más.
  6. Sacamos cada lámina de las hojas de periódicos. Las ponemos sobre una superficie que aguante bien el peso. Encima de cada lámina colocamos varios libros para que aplasten ‘en el sentido literal de la palabra’ dichas láminas al máximo. Te recomendamos que para este proceso –tan vital- selecciones los libros más pesados que tengas en tu biblioteca.
  7. Si queremos papel con color, aplicamos colorante una vez hemos conseguido darle el grosor adecuado al papel artesanal que hemos elaborado en nuestro hogar. Si lo que queremos, es que este papel tenga un aspecto más rústico, debes decantarte por pegar en cada lámina, en cada hoja, hilos de colores u hojas secas bien trituradas. Así estaremos más cerca de los bosques.

¿Habéis visto qué sencillo? Verás la cara de entusiasmo de tu hijo mientras te ayuda a fabricar papel totalmente artesanal. Además, no lo olvides, el planeta te lo agradecerá.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios