Cómo hacer bolsillos de pared

Publicado por Cristina Yañez, 05 Feb 2013

Cada año que pasamos en nuestro hogar son más los utensilios que vamos acumulando y a los que no encontramos sitio. Si a esto le sumamos el tener niños en casa, el caos puede apoderarse de todo nuestro hogar. Por ello, os queremos enseñar a hacer un sencillo organizador que consiste en una tela con bolsillos para colgar en la pared en el que podremos guardar todo lo que queramos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Organizar: podemos guardar libros, zapatos, juguetes o utensilios de baño.
  • Materiales: telas de diferentes colores, tijeras y una máquina de coser (también se puede coser a mano).
  • Ubicación: se puede colgar en la pared o detrás de una puerta.

 

Al ser de tela, siempre que no lo queramos usar, podremos doblarlo y guardarlo sin ocupar apenas espacio y tenerlo así a mano para la próxima ocasión en la que queramos volver a colgarlo. 

 

Cortar y coser 

En primer lugar, deberemos cortar un trozo cuadrado de tela del tamaño que queramos que sea nuestro organizador y redondear los bordes para que el resultado sea más vistoso.

Para hacer los bolsillos son necesarios dos cuadrados de tela de un tamaño que dependerá de lo que vayamos a introducir dentro. Lo normal es que se use para guardar zapatos o juguetes de los niños, por lo que se recomienda tirar por lo alto a la hora de establecer medidas. 

Se superponen las dos telas y se cosen por tres lados, dejando uno sin coser para poder introducir lo que queramos y formar así el bolsillo. Una vez cosidos, se dará la vuelta a la tela desde dentro para que las costuras queden en la cara interna. 

El siguiente paso será colocar los bolsillos en el cuadrado grande de tela. La disposición irá en gustos, pudiéndose dar multitud de combinaciones diferentes y agregar todos los bolsillos que queramos.

Colgar el organizador 

Por último, dependiendo de la forma en que queramos colgar nuestro organizador, deberemos realizar unos acabados u otros. Si, por ejemplo, únicamente queremos ponerlo en la pared, con unos clavos o chinchetas será suficiente. Si por el contrario queremos colgarlo de una barra como las de las cortinas, tendremos que cortar dos tiras de tela que pondremos en la parte superior de la tela y que engancharemos por ambas caras mediante un corchete para poder quitarlo y ponerlo siempre que queramos.

Otra opción es sujetarlo mediante una percha que deberemos introducir en un dobladillo realizado en la parte superior de la tela grande.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios