Cómo evitar que las raíces de los árboles dañen el jardín

Publicado por Vanesa Sánchez, 07 Ago 2012

Antes de plantar un árbol en cualquier lugar hay que tener en cuenta cómo crecerá, tanto de tamaño de la copa, como de las raíces. Es necesario comprobar que tendrá el suficiente espacio toda su vida.

LO QUE DEBES SABER...
  • Problema con las raíces: levantan pavimentos, dañan estructuras de la casa, piscinas, pozos, etc.
  • Árboles con raíces agresivas: abedul, chopo, fresno, haya, olmo o castaño de Indias.
  • Consejos: poda anual, riego frecuente y zanjas con cemento cerca de las raíces para detener su crecimiento.

 

Hay árboles que son de crecimiento de raíces agresivo y no son buenos para plantarlos en el jardín o al lado de casa. Te damos algunos consejos para evitar que las raíces de tus árboles puedan estropearse.

 

Problemas por las raíces de los árboles

Cuando vas paseando por las calles, a veces te encuentras con pavimentos levantados cerca de árboles. Esto es debido a que sus raíces se abren paso porque ya no tienen espacio o porque es un árbol con raíces agresivas.

Como norma general, los árboles que queremos tener en el jardín no deben plantarse muy cerca de las casas o pavimentos, ya que cuando el árbol comience a echar sus raíces puede causar daños en las estructuras. Ya no solo en la estructura de la casa, sino que hablamos también de daños en las conducciones de agua y de electricidad. Pueden llegar a causar verdaderamente un gran problema.

Además de esto, pueden también llegar a levantar la tierra del jardín si no tiene el espacio suficiente para crecer. O dañar una pérgola, un pozo, la piscina, etc.

Algunos árboles de raíces agresivas son el abedul, el chopo, el fresno, la haya, el olmo, el castaño de Indias o el sauce, entre otros. De los menos peligrosos, encontramos el arce, la melia, el koelreuteria o la albizia.

Evitar daños en las raíces de los árboles

Para evitar este y otros problemas lo mejor es seguir una serie de consejos para no tener que lamentarnos en el futuro. Si aún no hemos plantado el árbol, lo mejor es pensar cómo va a ser ese árbol en 10 o 15 años. A simple vista, un sitio nos puede parecer idóneo cuando es un árbol joven, pero cuando es adulto y pasan algunos años, crece y crece. Como hemos dicho, nunca lo hagas al lado de la casa y no plantes muchos demasiado juntos.

Si ya tenemos plantado el árbol y está empezando a resultar grande, uno de los consejos a seguir es que anualmente realices una poda de la copa. Cuantas menos ramas tenga, menos raíces necesitará el árbol para alimentarse. Esta poda hay que hacerla bien, no cortar por cortar. Para ello lo mejor es consultar a un experto.

Además de la poda anual, regarlo con frecuencia evitará que las raíces necesiten extenderse más para buscar el agua por sí solas.

Puedes también hacer una zanja a una cierta distancia del tronco y rellenarla con cemento. A continuación cubre de nuevo con tierra y césped. De esta forma, cuando las raíces lleguen al cemento, cortarán su crecimiento al bloquearse su paso.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.