Cómo cuidar los rosales en verano

Publicado por Vanesa Sánchez, 28 Jun 2012

Como casi todas las plantas, en verano debemos vigilar a nuestras flores mucho más debido a las plagas, enfermedades y peligros del calor. Una de estas plantas son los rosales.

LO QUE DEBES SABER...
  • Riego: moderado en la tierra.
  • Poda: de limpieza, prestando atención a los chupones, pequeños tallos que aparecen en el tallo principal.
  • Abono: fertilizante y sustrato específico para rosas en verano.
  • Enfermedades: hongos y plagas. Además, el punto negro suele afectar a sus hojas.

 

Los rosales son plantas que necesitan sol, pero si tenemos rosales en lugares donde hace mucho calor, entonces también debemos tenerlos a la sombra durante una parte del día.

 

Cuidados especiales

Para tener nuestros rosales en perfecto estado será conveniente usar fertilizante al menos un par de veces al año y utilizar un abono orgánico en verano.

Para que las rosas crezcan bien, debes eliminar las que estén marchitas, pues de esta forma dejarás espacio suficiente para que las nuevas crezcan. Esto es lo que se conoce como poda de limpieza de los rosales. También deberás podar los llamados chupones, que son tallos débiles que aparecen en la base del tallo principal y que no dan flores. Retíralos en cuanto los veas. 

Durante el verano hay que regar los rosales de forma muy regular, sobre todo cuando ya estén saliendo sus hojas y flores. Lo ideal es que riegues en la base de la planta y no en el follaje, de esta forma evitarás la proliferación de los hongos y no dañarás la floración. 

Otros consejos para tener rosales sanos y perfectos

Si los rosales que tienes no son demasiado grandes, es recomendable que limpies una a una sus hojas, ya que hay una plaga que se llama punto negro que puede llegar a afectarles. Para limpiarlas, utiliza una solución de una cucharada de bicarbonato de sodio y 1/4 de cucharadita de detergente por 4 litros de agua.

Si tienes rosales en macetas no es nada recomendable tenerlos en el interior de las casas, ya que la sequedad del ambiente los estropeará. 

Puedes poner trozos de madera en la tierra donde tienes plantadas a las rosas a modo de manto. De esta forma no crecerán las malas hierbas alrededor y protegerás sus raíces. Además, durante la época veraniega ayuda a que la tierra se mantenga templada y húmeda. Así no se seca rápido y se calienta deprisa, siendo menos necesario el riego diario.

Si tienes rosales trepadores o con grandes tallos, conviene que los sujetes con algún listón pequeño acorde con el tamaño de la planta para evitar que se parta o se tuerza.

En cuanto a los problemas o enfermedades que pueden sufrir están los hongos como la Roya o el Oídio. Además de Negrón, que son costras negras que aparecen sobre las hojas provocando su caída. En cuanto a plagas, la que afecta a las rosas es el pulgón verde



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.