Crear un invernadero en casa

Publicado por Vanesa, 06 Jun 2012

Si te gusta tener frutas y verduras frescas como recién salidas de la tierra, ahora puedes tenerlas siempre si haces tu propio invernadero de manera fácil y económica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pasos: hacer la estructura con PVC y cubrir con plástico.
  • En invierno: aclimatarlo para que reciba calor.
  • Resultado: hortalizas frescas todo el año.
  • Precio: sobre 20 euros.

 

Si dispones de un espacio de unos 2 metros cuadrados libres en tu jardín o patio, puedes tener por poco menos de 20 € tu propio invernadero donde cultivar diferentes hortalizas y tenerlas siempre frescas. Unos pocos materiales y algo de tiempo serán las herramientas que necesitarás para hacerlo.

 

 

Materiales para hacer un invernadero

- Barras de PVC o aluminio.

- Conectores de PVC.

- Cemento para PVC.

- Madera.

- Plástico resistente (polietileno de baja intensidad).

- Serrucho o sierra.

- Elementos para sujetar (madera o ganchos de tienda de campaña).

Pasos para construir un invernadero casero

Para realizar tu propio invernadero casero primero tienes que buscar un rincón en tu jardín que esté disponible y que reciba luz. Cuando tengas elegido dónde lo vas a instalar, comienza a montar el invernadero. Para ello deberás levantar la estructura que desees sobre el terreno liso y bien preparado. Usa los conectores para las esquinas. Con la ayuda de un serrucho o sierra, corta los tubos de las medidas que hayas elegido y pega las esquinas con el pegamento o cemento especial para PVC. Una vez tengas toda la estructura levantada, asegúrate de que esté firme y sujeta. Puedes ayudarte de listones de madera o algo similar, pero siempre asegúrate que no se caiga si viene una ráfaga de aire. Puedes clavar los listones en la tierra a bastante profundidad y luego sujetar la estructura a esta con cuerdas o tornillos.

Cuando la tengas preparada, es momento de que cubras la estructura con el plástico. Este plástico debe ser grueso para proteger a la plantación de las posibles inclemencias del tiempo y una tela resistente. Puede ser de polietileno u otro similar pero debe ser grueso para que proteja las hortalizas. Haz unos agujeros en la parte de abajo y sujeta firmemente con los puntos que se usan para las tiendas de campaña, por ejemplo. O puedes utilizar algún otro elemento que te faciliten en las tiendas especializadas de jardinería. 

Debes ventilar el invernadero haciendo varios agujeros al plástico. 

Cuando lo tengas instalado, debes aclimatarlo para el invierno con algún elemento que proporcione calor. Ya tendrás listo tu invernadero para cultivar tomates, lechugas, patatas o lo que desees. Tendrás hortalizas frescas todo el año y de tu jardín a la mesa. 



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos