Consejos para prevenir posibles intoxicaciones en el hogar

Publicado por Redacción, 06 Jun 2011

En el hogar puede haber mil y un productos que provoquen una indeseable intoxicación. Y los más ‘peques’ de la casa, en su afán por descubrir y conocer los nuevos objetos puestos ante sí, son los más vulnerables: tratarán de coger todo lo que esté a su alcance e “inspeccionarlo” en profundidad. Por eso tienes que saber cómo prevenir intoxicaciones producidas por alimentos, bebidas, gases, etc., y, en caso de producirse el mal, actuar con la mayor firmeza posible. A continuación encontraréis una serie de consejos que os enseñarán a evitar estos casos:

Lo principal es prevenir
Todos los productos con capacidad para producir una intoxicación no han de cambiarse de envases. Por ejemplo, un medicamento en una caja que no sea la suya puede conducir a un desenlace fatal en caso de ser ingerido. De la misma forma has de actuar con bebidas alcohólicas, productos de limpieza, etc.

No escondas el mal que pueden provocar estos productos a los pequeños, al contrario. Deben saber que no deben tocarlos y porqué. Instrúyeles, enséñales.

Importante: todos los productos con posibilidades de intoxicar deben estar fuera del alcance de los niños. Te ponemos unos ejemplos: bebidas alcohólicas, productos de limpieza, medicinas, matamoscas,…

No engañes a los pequeños con las medicinas: si les haces creer que son chuches pueden tomarse la salud por su cuenta.

Las instalaciones de gas, como te hemos comentado en algún que otro post, deben ser revisadas según la periodicidad indicada por el instalador, que además deberá estar capacitado oficialmente. Debes disponer una correcta ventilación donde estén colocadas las instalaciones.

En cuanto a los alimentos, antes de consumirlos cuida de que no estén caducados. Si huelen mal o tienen mal aspecto no los ingieras. Más vale prevenir que curar.

En caso de cualquier tipo de intoxicación debes llamar al Instituto Nacional de Toxicología (INT) para que te informen de los pasos a seguir. El teléfono es 91 562 04 20. Pero antes de telefonear ten claro qué ha provocado la intoxicación, para no perder tiempo y poder seguir las indicaciones con eficiencia.

Además, al contrario de lo que pueda parecer, no debes provocar el vómito en el afectado si no te lo han señalado desde el (INT). Y por supuesto, nada de dar de comer o beber a la víctima, y menos aún medicarla.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.