Seguridad en las instalaciones eléctricas

Publicado por Virginia González, 09 Oct 2012

Hay unas normas que rigen la seguridad en las instalaciones eléctricas, que evitan peligros y que se deben seguir. ¿Conocéis cuáles son?

LO QUE DEBES SABER...
  • Accidentes: las personas pueden recibir alguna descarga que les ocasione graves daños o incluso producirse un incendio por un chispazo.
  • Evitar cortocircuitos: no enchufar varias cosas a un mismo enchufe, pues si un cable falla o el propio enchufe, se puede estropear todo.
  • Nunca: tener cables o aparatos conectados en malas condiciones. Hay que repararlos o tirarlos directamente.
  • Tormentas: cuando haya truenos y relámpagos es mejor no enchufar ningún aparato eléctrico.

 

Seguir las normas de seguridad de instalaciones eléctricas os puede ayudar a evitar más de un inconveniente y peligro. Por esta razón os vamos a ayudar explicándoos cuáles son las normas más importantes.

 

Riesgos que existen

Los riesgos representados por la electricidad son de diversos tipos y de lo más peligroso que existe, ya que pueden dar lugar a accidentes muy graves.

- Accidentes directamente sufridos por personas: uno de los riesgos mayores es que la persona pueda recibir una descarga por uno de los polos, esta descarga tendrá diferente magnitud de daños según la reciba de forma directa o no, si está húmedo y según el tiempo en el que esté enganchado. Lo que es necesario es retirar a la persona lo antes posible, para evitar que llegue a los órganos vitales y tenga riesgo de muerte. Si la descarga se produce por un aparato, es menor que si se hace de forma directa con la instalación.

- Producción de un incendio: otra situación aún más peligrosa es que el chispazo de una mala instalación eléctrica, del mal estado de algún enchufe o de algún aparato, puede dar lugar a que se caliente demasiado y salga un chispazo o incendie el lugar.

Normas de seguridad

Hay que respetar las distancias de protección entre las tomacorrientes, los interruptores y donde tenemos puestos los aparatos que están funcionando. Todos ellos tendrán que estar separados de zonas de riego como la ducha o el lavabo.

En el caso de que la instalación ya esté creada, no la modifiquéis sin la supervisión de un experto y tampoco intentéis hacer “de manitas” si algo no funciona, llamad siempre a un electricista.

No toquéis enchufes, ni nada que tenga corriente eléctrica si tenéis las manos o pies mojados.

Tened cuidado con los niños, que no toquen aparatos eléctricos o los enchufes.

Si veis que hay algún aparato en mal estado no sigáis teniéndolo enchufado, tiradlo o llevadlo a reparar.

Cuando vayáis a apagar algún aparato, primero apagadlo del botón y luego si queréis quitad el cable de la corriente. Procurad quitarlo desde el casquillo, no tiréis del cable.

No tengáis varias cosas enchufadas a un enchufe, pues si alguno de los cables o el enchufe se estropea, podrá dar lugar a un cortocircuito.

Tampoco tengáis cables sueltos por el suelo, mantenedlos enganchados a la pared.

Vigilad la calidad de los cables, que no estén pelados o rajados, en caso de que veáis alguno en este estado, procurad arregladlo lo antes posible y hasta que no lo hagáis soltadlo de la corriente.

Procurad no usar adaptadores o alargadores de forma constante para determinados aparatos.

No encendáis ningún aparato, ni enchuféis nada cuando hay una tormenta de truenos y relámpagos.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos