Cómo limpiar los quemadores de la cocina

Publicado por Covadonga Carrasco, 24 Oct 2013

Aunque en la mayoría de las casas ya hay placas vitrocerámicas, aún existen algunas cocinas en las que encontramos quemadores de gas. El gran problema de este tipo de cocinas llega a la hora de limpiarlos, por eso hoy queremos ofreceros algunos trucos para saber cómo limpiar los quemadores de la cocina.

LO QUE DEBES SABER...
  • Productos: el mejor producto de limpieza que podemos usar para eliminar la suciedad son los limpiahornos.
  • Obstrucciones: tener limpios los quemadores evitará que se obstruyan y gastemos más gas de forma innecesaria.
  • Frecuencia: lo ideal es limpiar los quemadores a menudo para que no haya problemas y no se acumule la grasa.

 

Pero mantener nuestros quemadores con buen aspecto no es la principal razón por la que debemos limpiarlos bien. Si comienza a acumularse suciedad, poco a poco se irán produciendo obstrucciones que harán que la llama salga de forma cada vez más débil, lo que provoca, por tanto, un mayor gasto de gas.

 

Limpieza con un limpiahornos

Resulta inevitable que a la hora de ponernos a cocinar manchemos la cocina, se nos vuelquen algunos de los alimentos, etc. Esto hace que esos restos se queden adheridos a los quemadores y, si no los eliminamos de forma correcta, se irán tapando sus orificios, generando una fuente de bacterias y, por tanto, un peligro para nuestra salud.

Una de las mejores formas de limpiar los quemadores es hacerlo con productos de limpieza que se usan para los hornos. Solo tendremos que restregarlos con un cepillo de alambre eliminando cualquier resto de suciedad, después pasar un paño húmedo, dejar que se seque y estará listo para ser usado de nuevo.

El lavado tradicional

También podemos limpiarlos de una manera mucho más tradicional añadiendo un chorrito de vinagre a un recipiente con agua caliente y dejando los quemadores en remojo durante una hora aproximadamente. Esto conseguirá que el vinagre ablande los quemadores y elimine la suciedad.

Cuando los sequemos, espolvorearemos un poco de bicarbonato y los restregaremos con una esponja de aluminio.

Si el quemador está muy sucio, tendremos que repetir la operación para dejarlo perfecto.

Antes de efectuar la limpieza con cualquiera de estas dos opciones, también podemos introducir una aguja o un alambre fino para eliminar la parte más grande de la suciedad de los quemadores y después limpiarlos en profundidad.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.