Limpiar el acero inoxidable

Publicado por canalHOGAR, 13 Jul 2016

Limpieza, acero inoxidable, un material higiénico

El acero inoxidable es un elemento muy común que tiene una amplia gama de usos domésticos: utensilios, superficies, mobiliario… Y es que se trata de un material resistente a las manchas más difíciles, no se oxida y no se corroe. Además, el no tener poros hace que sea bastante higiénico y no sirva como nido de bacterias. Sin embargo, la integridad de la película se puede dañar debido a la suciedad y a otros contaminantes y, por eso, es importante limpiar el acero inoxidable con regularidad. 

Para limpiar el acero inoxidable basta con coger una esponja con un poco de jabón y frotar por la superficie realizando movimientos circulares, en la dirección del pulido, y con cuidado de no dañar la superficie. Luego pásale un trapo para secar y listo.

Otra opción recomendada para limpiar manchas que no son de grasa es con la ayuda de una bayeta de microfibra húmeda, ya que éstas no dejan el rastro de la humedad. En todos los casos, es importante que prestes atención al jabón que utilices, comprueba que no se trata de un jabón ni muy fuerte ni abrasivo.

Limpieza de ollas y cazuelas

Para limpiar las ollas o cazuelas con restos de comida quemada, existen diferentes trucos que te ayudarán a dejar tus utensilios de acero como nuevos. Si tu olla no se ha quemado mucho y la comida no está demasiado adherida, suele recomendarse cubrir la parte quemada, con agua caliente y dos cucharadas de sal. Deja en remojo al menos 15 minutos, y frótala con un cepillo o una almohadilla de nailon para que quede como nueva.

 

 

Si no salen, recurre a esta otra opción que nunca falla: pon un poco de agua con un chorrito de vinagre y déjalo hervir. Así saldrá solo, sin necesidad de frotar. Cuando la mancha es de café, puedes realizar esta misma operación pero con bicarbonato.

Si pasas un estropajo de lana metálica, seguramente arañarás la superficie para siempre. Evita el uso de desinfectantes concentrados con lejía.

Para darle brillo al acero inoxidable, por ejemplo al fregadero, rocía la superficie con alcohol de quemar y después pásale un trapo seco.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a mantener siempre limpios todos tus utensilios de acero inoxidable. Si te preocupa que tanto el continente como el contenido de tu hogar esté siempre bien cuidado, recuerda que con un Seguro de Hogar MAPFRE tienes acceso a un amplio abanico de servicios que te permitirán hacer uso de tu seguro en otras muchas situaciones. 



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios