Cómo utilizar la luz indirecta

Publicado por Covadonga Carrasco, 16 Oct 2012

La iluminación es la protagonista indiscutible en la decoración de una casa. Usarla de manera correcta puede conseguir un aire completamente distinto y unos resultados sorprendentes. La iluminación que está más de moda es la luz indirecta y hoy queremos que sepas cuál es la manera más óptima de usarla.

LO QUE DEBES SABER...
  • Niños: la iluminación indirecta en sus zonas de estudio ayudará a que se les canse menos la vista y su rendimiento sea mayor.
  • Confortabilidad: la luz indirecta consigue un ambiente mucho más relajado, cálido y amplio.
  • Sombras: este tipo de iluminación evita las sombras y favorece la decoración de cualquier estancia.
  • Conseguir luz indirecta: una opción es poner molduras de escayola en el techo para ocultar luces led o fluorescentes.

 

Si la iluminación que hemos elegido no es la correcta, por mucho dinero que hayamos invertido en ella y por muy buen gusto que tengamos, lo más probable es que arruinemos el resto de la decoración.

Lo ideal es hacer uso de la luz natural y evitar sombras, pero si esto no es posible, lo que siempre quedará bien es la luz indirecta.

 

Una iluminación suave y sin sombras

La iluminación indirecta es la que se dirige directamente al techo y que consigue que el resto de la estancia se ilumine gracias al reflejo sobre la superficie, consiguiendo que el punto de luz esté oculto y que a simple vista no podamos verlo. El resultado es un ambiente suave, sin sombras que se marquen en exceso. En definitiva, una estancia cálida y confortable.

Pero además de la luz indirecta como elemento decorativo, también debemos tener en cuenta que este tipo de iluminación es menos perjudicial para nuestra vista.

En las habitaciones de nuestros hijos o en las zonas en las que pasan horas estudiando, la iluminación indirecta conseguirá que fuercen menos la vista y, por tanto, que no se cansen antes de estudiar y aprovechen al máximo el tiempo.

Una sensación de amplitud

La iluminación indirecta en espacios pequeños nos puede ayudar también a dar una mayor amplitud a la estancia.

Para conseguir este tipo de iluminación, podemos colocar molduras de escayola en los techos para poner luces led o fluorescentes que irradien la luz hasta el techo y que después se pueda reflejar en el resto de la habitación.

No es sencillo obtener buenos resultados porque lo primero que hay que hacer es estudiar bien la situación de la habitación. Por eso, no está de más que nos eche una mano un profesional antes de dejar el lugar mal iluminado.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.