Cómo decorar una mesa para una cena romántica en San Valentín

Publicado por Redacción, 01 Feb 2012

Ya queda menos para el día de los enamorados… ¡Se acerca San Valentín! Este año queremos que todo sea perfecto en tan señalada fecha. ¿Habéis pensado ya cómo vais a celebrar el día con vuestra pareja? Os proponemos una cena romántica en vuestro ‘nidito’ de amor. Os damos las claves para que la decoración de la mesa sea perfecta.

Si os decimos… San Valentín ¿Qué se os viene a la mente? A nosotros, amor; y un color, el rojo. Las señas de identidad de una fecha en la que elevamos a su máxima potencia lo que nos inspira la palabra amor. ¿Qué sería de San Valentín sin una cena romántica para despedir el día en grata compañía? ¡Atentos! Os damos las claves para degustar exquisitos manjares en una mesa (para dos) muy romántica. Y es que, para que la velada sea perfecta, no hace falta gastarse más euros de la cuenta en los restaurantes más selectos de las grandes urbes. Somos más prácticos y cenamos en casa.

 

 

 

En toda cena romántica que se precie, hasta el último detalle cuenta. La decoración de la mesa, el ambiente que la rodea, los alimentos que vamos a degustar, incluso el estilismo personal que hemos elegido para la ocasión, para seguir sorprendiendo a nuestra pareja. Toda la parafernalia cuenta.

Para la ocasión vamos a elegir una mesa redonda que solo acepta a dos comensales. Hay que tener muy en cuenta el mantel de la velada. Os recomendamos que os decantéis por uno blanco, color elegante por excelencia, para vestir en condiciones la mesa. No tengáis miedo al elegir el tejido de la mantelería. En San Valentín, apostamos por el lino. Nunca defrauda, siempre es elegante. Además, os presentamos una apuesta arriesgada en la decoración de esta mesa con tintes tan románticos. ¿Por qué no apostar por servilletas que busquen un estudiado contraste? La elección la tenemos clara, servilletas de un color especial, el rojo vino.

Respecto a la cubertería, hay que lucir esa noche la mejor que tengamos en casa, de plata de primera ley. La ocasión lo merece, ¿no? Con la vajilla, hacemos lo mismo, y disponemos en la mesa la más elegante. El éxito está en la porcelana blanca que aporta clase, estilo y evita que desviemos la atención de nuestra pareja. Las copas de cristal de bohemia, obvio. 

Las flores y las velas deben estar muy presentes en la mesa romántica. Lo más recomendable es colocar, en el centro, un siempre elegante centro de flores (con especies florales como gardenias, azucenas, orquídeas o violetas) que debe contar con una vela roja para la ocasión. Podéis recibir a vuestra pareja con rosas rojas. Posad la flor más romántica por excelencia (una rosa) en cada plato.

Además, hay que incorporar otro elemento clave, el candelabro. Nuestra mesa romántica, aunque sea pequeña, acepta que dispongamos dos candelabros (uno a cada lado del centro floral). Las velas que elegimos, sin lugar a dudas, blancas; aunque también pueden ser rojasPura pasión.

 

 

Otros consejos prácticos a tener en cuenta en una velada romántica

Tener todo preparado a tiempo. Es vital si queremos que la velada sea perfecta. Lo importante es evitar ausencias innecesarias durante la cena, así que dejamos de lado la improvisación y la mítica frase: “Le quedan unos minutitos al pescado al horno”. Es decir, levántate lo menos posible de la mesa. Céntrate en tu pareja, disfruta de la conversación…

El champán nunca debe faltar para aligerar la cena romántica, para hacer hueco al postre.

Otra idea muy práctica y romántica es que dejéis sobre la mesa (como el que no quiere la cosa) cualquier detalle que le guste a tu pareja, que le recuerde momentos inolvidables que habéis pasado juntos; una cerámica de algún viaje, por ejemplo. 

Mucho ojo con el ambiente externo a la mesa, nunca debe desviar nuestra atención. Procurad que el ambiente, la decoración y la iluminación creen un ambiente acogedor, cálido, romántico. Siempre hay que acompañar la velada con música romántica.

Elige con mucho cuidado las recetas gastronómicas con las que vayas a agasajar a tu ‘media naranja’. Ten en cuenta que es una cena, así que platos sabrosos y ligeros. Para el postre, puedes recurrir a la canela, afrodisíaco natural.

Arréglate siempre para la velada, la vestimenta elegida tiene que ser especial… Día a día hay que seguir conquistando a la pareja.

No queremos que nos interrumpan durante la velada, así que móviles apagados (como en el cine)… La cena es (solo) de dos. En cuanto a la conversación, siempre romántica. Los problemas, los dejamos para el día siguiente.

Ya nos contaréis si habéis disfrutado de la velada romántica.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos