Significado de los colores en Feng Shui

Publicado por Redacción, 29 Dic 2010

Cada color, con sus gamas y tonalidades, representa a cada uno de los cinco elementos de la naturaleza esenciales para disponer de un correcto equilibrio energético en nuestra casa, en consonancia con el entorno natural.

Pero para hacer que la energía positiva predomine y se expanda por el hogar, los colores no pueden aparecer a su libre albedrío y en cualquier estancia. Y es que cada uno de ello, como los propios elementos que simbolizan, tiene un significado particular.

· Rojos, fuertes (Fuego): los colores del fuego llaman a la buena suerte, avivan la pasión, aumentan la presión de la sangre y la correcta circulación. El rojo es poder, pasión. Puede activar tanto la energía positiva como la negativa y es excitante, por lo que es conveniente usarlo en espacios grandes y donde se requiera una alta concentración. El naranja es fuerza, un estímulo. Son buenos colores para la cocina.

· Amarillo, terracota (Tierra): la amalgama de colores del elemento Tierra representan la naturaleza, el sol, la luz, el brillo de este. Aportan paz, optimismo y contribuyen al descanso. Por ello, no es conveniente que aparezcan en lugares que requieran de nuestra creatividad. Una gran opción para el salón, la sala de estar, el comedor.

· Azul, negro (Agua): estos colores representan el cielo y el agua. El negro es el color más intrigante de todos: simboliza la sensualidad y el misterio, a la vez que la decadencia. Hay que ir con cautela al usarlo; mientras que el azul es un color activo, que transmite calma, bondad, frescor. Estos colores son excelentes para disponer en los dormitorios y los baños. 

· Blanco, grises (Metal): la calma y el orden, lo puro. Estos colores aportan ese toque de elegancia y saber estar de control, de tranquilidad activa. Son los mejores para decorar oficinas, estudios, lugares de creatividad y trabajo.

· Verde (Madera): el verde es la vida, la tranquilidad, rejuvenecer, equilibrio. Combina a la perfección con los colores del elemento Tierra, y son la mejor opción para las habitaciones de los pequeños y las zonas recreativas.

 

 

 


Ciclos según colores

En Feng Shui existe lo que se conoce como ciclos destructivos y constructivos. Estos no son más que la combinación de los colores según representen la naturaleza. Tanto los ciclos destructivos como constructivos -a pesar del nombre del primero- son la forma idónea en que los colores se relacionan de forma armoniosa.

Los elementos se relacionan entre sí a partir de la combinación de mínimo tres, simbolizados en sus respectivos colores. Y por supuesto, pueden combinarse todos los elementos. Los ciclos ya vienen determinados por el Feng Shui, y sin los siguientes:

· Ciclo constructivo: Fuego-Tierra-Metal-Agua-Madera-Fuego. A partir de esta secuencia, puede haber tantas combinaciones como permita. Por ejemplo, con cuatro elementos, sería Agua-Madera-Fuego-Tierra.
· Ciclo destructivo: Tierra-Agua-Fuego-Metal-Madera-Tierra.

Combina los colores correspondientes a estos elementos, siguiendo estas secuencias a tu gusto, para que la prosperidad invada tu vida.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos