Decoración rústica en el cuarto de baño

Publicado por Redacción, 08 Sep 2011

¿Vives en la gran ciudad? ¿Echas de menos el relax que aporta el campo? No te preocupes más, porque te ayudamos a traer ese ambiente tan agradable a casa. Te proponemos que le des un aire rústico a la decoración de tu cuarto de baño.

Ya hemos dejado atrás las vacaciones. 24 horas de ocio que ahora se tornan en más y más obligaciones, en metas que tenemos que alcanzar todos los días, con cronómetro en mano para que nos dé tiempo. ¡Cómo cambia el panorama! ¿Verdad? Sí, así es la vida. Pero como no somos 'animales de costumbres' y podemos con esto y con más, pensamos y buscamos soluciones alternativas que se adapten a nuestro modelo de vida y nos teletransporten -otra vez- a ese lugar en el que todo vuelve a tener sentido, ese remanso de paz en el que todo es posible, ese rinconcito fruto de todos nuestros sueños, algunos alcanzables, otros no…

 

 

Visualizamos una preciosa zona rural de algún lugar de nuestra geografía. Pensamos, por ejemplo, en los Pueblos Negros... Pensamos en la provincia de Guadalajara. Valverde de los Arroyos, Campillo de Ranas, Majaelrayo... Nos quedamos sin palabras, nos fascinan los pueblos de la arquitectura negra que encontramos en la Alcarria, en la que se inspiró Camilo José Cela para escribir una gran obra: 'Viaje a la alcarria'. Quien va a esta zona vuelve enamorado. Casas de pizarra, prados verdes, flores por doquier... Nos relajamos solo con pensarlo. ¡Aprovechemos esos recursos! ¡Llevemos un pedacito de las zonas rurales a la decoración del baño de casa! Así conseguiremos que el baño reporte grandes beneficios en nuestra salud, al desprendernos -como por arte de magia- de las tensiones acumuladas.

¡Manos a la obra! Para conseguir la decoración deseada en el espacio baño, necesitamos mezclar cuatro elementos indispensables: flores y plantas, madera, pizarra y cuadros. El objetivo, trasladar a nuestro cuarto de baño elementos que nos hagan visualizar al momento estas zonas que tanto nos gustan.

Recomendamos incluir en el baño una placa de ducha grande. Así contribuiremos al ahorro de agua. Y es que si nos decantamos por tomar un baño, hacemos un derroche considerable de agua... ¡Para nada es nuestro objetivo!

La pizarra es el elemento estrella en la decoración de este baño con aire rústico. En vez de recurrir a las convencionales baldosas para vestir ese suelo que tantas veces vamos a pisar, os recomendamos que os decantéis por la pizarra. Así conseguiremos ese toque personal y elegante que buscamos.

Los sanitarios deben ser blancos para dejar que la pureza se cuele en la estancia. Es imprescindible incluir en el baño un mueble de madera clara que nos servirá para meter nuestros productos de aseo personal y para guardar las toallas de recambio. O lo que la imaginación nos haga incluir de forma espontánea. 

 

Flores y plantas, imprescindibles en la decoración del baño

¿Qué sería de la decoración de nuestro baño rústico sin la alegría que aportan flores y plantas? Evidentemente, nada. Y es que de lo que se trata es de traer la propia naturaleza a la estancia. Y aquí juegan un papel fundamental las flores, las plantas... ¡Beneficiémonos de la vida que aportan! Te recomendamos optar por plantas de interior que se adapten a la perfección a las condiciones que se dan en todo baño que se precie. Ten en cuenta que estas plantas deben aguantar sin problemas condiciones en las que la humedad toma especial protagonismo. Además, hay que recurrir al color y a la alegría que aportan las flores. No tengas miedo al mezclar colores. Prueba, busca contrastes, juega con la imaginación... Contágiate del optimismo que desprenden las flores, imagina...

Los cuadros toman especial protagonismo en el resto de estancias de casa. ¿Por qué no incorporarlos a la decoración del baño? Es un acierto. Para darle el toque perfecto a esta decoración rústica, nos decantamos por algún bodegón, o por cuadros con motivos florales que irradien luz, color, vida... En cuanto a los marcos, es vital que sean dorados... Pero ¡ojo! Que queremos huir de lo estridente, así que el dorado envejecido es el que buscamos.

El dorado también debe estar muy presente en la grifería y en el marco del espejo. El acabado, como no, envejecido para que todo nos parezca de otra época; y nos traslade, por unos momentos, a la infancia. A ese maravilloso pueblo en el que pasábamos los veranos con los abuelos.

Los accesorios son vitales para rematar el baño, con el enfoque que queremos darle. Decántate por toallas en tonos pastel, beige o melocotón. Y es que estos colores, 'amables' y agradables a la vista, repercuten positivamente en que alcancemos la cima del relax total.

Del campo, al baño. Todo vale cuando se trata de dejar que los beneficios de las zonas rurales formen parte de nuestra vida. En este caso, dejamos que la paz y el equilibrio del campo se cuelen en la vida de una de las estancias imprescindibles de casa: el baño y su reinvención.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos