Cómo distribuir el servicio de mesa y dónde colocar los cubiertos, según el protocolo

Publicado por Redacción, 05 May 2011

No debemos olvidar que una distribución armónica y ordenada del servicio de mesa, junto con otros complementarios y ornamentales, le dará el aspecto festivo que queramos ofrecer y creará un ambiente agradable en nuestras comidas.

Para distribuir bien una mesa lo primero que debemos tener claro es que el servicio de mesa para una persona se compone de servilleta, cubiertos, platos y copas. Y el servicio de cubiertos completo para cada comensal debe disponer de cuchillos de carne o para el plato principal, de pescado, de postre y uno especial para la mantequilla; cucharas de sopa, de postre, de té y de moka; tenedores de carne, de pescado y de postre. También harán falta las piezas de servicio correspondientes: tenedores, palas y cuchillos específicos para determinados alimentos: tenedor de tres púas para ostras y cóctel de mariscos; pinzas para el marisco, para espárragos (poco frecuentes); cucharas redondeadas para el consomé; cucharillas para el helado; pinza y tenedor de dos puntas para los caracoles, entre otros.

La calidad de la cubertería que pongamos dependerá de la importancia del evento. Lógicamente, las cuberterías de plata son las mejores, pero hoy en día se opta por los prácticos cubiertos de acero inoxidable, que son higiénicos y más accesibles. Los hay de modelos de diseño muy atractivos y de excelente calidad que harán realizar una mesa bien.

 

 

 

Después de poner el mantel, debemos disponer los platos que, en general, serán dos por comensal. Si servimos entremeses antes de la sopa, colocamos sobre los platos llanos uno más pequeño, y sólo tras retirar éste se coloca el de sopa, convenientemente acompañado de otro llano. Un consomé o crema se sirve en tazas especiales, que se presentan y se retiran junto con su plato.

A la izquierda del comensal y arriba, suele colocarse un platillo para el pan, que en ocasiones poco formales se utiliza también para el queso.

Las copas pueden disponerse en triángulo, con la del agua en medio, centradas con respecto al plato o un poco a la derecha. Aunque no hay una regla para esto, es más frecuente ordenarlas de mayor a menor y de izquierda a derecha, facilitando el servicio por la derecha de los vinos. El número de copas a colocar ante cada comensal será igual al número de vinos que se vaya a servir.

La servilleta, como ya os contamos en un post anterior, iirá a la izquierda del plato o sobre éste.

Disposición de los cubiertos

Los cuchillos y las cucharas se colocan a la derecha del plato. 

Los tenedores a la izquierda

Debemos disponerlos es el mismo en que vayan a usarse, de fuera hacia dentro, de modo que los últimos en uso son los más próximos al plato.

Los cubiertos de postre podemos colocarlos de dos posiciones distintas. Pueden colocarse siguiendo la regla general o bien junto a la parte superior del plato, con el mango de la cucharilla, o cuchillo, dirigido a la parte derecha y el del tenedor a la izquierda.

En una cena protocolaria, con servicio, los cubiertos de postre se ponen en la mesa al mismo tiempo que se sirve éste.

Hay que recordar que el filo de los cuchillos se dirige siempre hacia el plato y las púas de los tenedores y el cuenco de las cucharas hacia arriba.

Como veis, la distribución de los cubiertos según el protocolo es relativamente sencilla y permitirá que nuestra mesa luzca por sí misma, sin alimentos todavía encima.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos