Cómo comprar marisco

Publicado por Vanesa Sánchez, 13 Dic 2012

Cuando llega la Navidad, en muchos hogares está presente el marisco. Pero hay que tener cuidado y comprarlo adecuadamente.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de mariscos: crustáceos y moluscos. Los crustáceos tienen el caparazón duro y los moluscos tienen concha.
  • Para los moluscos: asegurarnos de que no estén rotas las conchas y de que estén vivos.
  • Para los crustáceos: fijarnos que estén vivos y se muevan bien. Para gambas, langostinos y cigalas, si están vivos deben ser de color gris, si son cocidos, de color rosa brillante.

 

Uno de los puntos más importantes antes de comprar en la pescadería, es asegurarse de que los mariscos están siempre frescos y en muy buen estado.

 

Consejos para comprar marisco fresco

Los mariscos son alimentos perecederos y por tanto, deben estar en perfecto estado cuando los compremos. El cuidado que más necesitan es la temperatura de conservación.

Cuando vayas a comprar marisco deberás fijarte en algunos detalles que harán de tu compra un éxito garantizado. Los mariscos se pueden diferenciar en crustáceos y moluscos. Los primeros cuentan con el caparazón duro, mientras que los segundos tienen concha.

Si vas a comprar mejillones, almejas o berberechos, fíjate en que estén cerrados, ya que esto es señal de que están vivos y son frescos. En el caso de que veas alguno un poco abierto, dale un golpe suave para ver si reacciona. Si se cierra, es que el marisco se encuentra perfectamente. Si no hace nada, descártalo por seguridad. Fíjate también en que las conchas no estén rotas o agrietadas, ni con barro o lapas. Descarta todos ellos.

Si lo que quieres comprar son gambas, langostinos o cigalas, asegúrate de que las cabezas y colas estén bien firmes y sujetas al abdomen. En el caso de que los compres cocidos, su color debe ser rosa brillante. Si los compras crudos su piel el gris brillante. Si las gambas tienen manchas negras no las compres, pues significa que están pasadas.

Si vas a comprar langostas, cangrejos o centollos vivos, asegúrate de que muevan las patas un poco. En estos casos descarta todos aquellos que no se muevan, ya que los crustáceos se descomponen muy rápidamente una vez muertos. También puedes comprarlos cocidos, en ese caso que tengan un buen color brillante y que no estén rotos.

Recomendaciones para consumir el marisco

Si el marisco no vamos a comerlo inmediatamente, lo mejor es comprarlo cocido, congelado o envasado. Además en el frigorífico habrá que tener cuidado en colocarlo en un sitio donde no sea contaminado por el resto de alimentos.

Para conservar mucho mejor el marisco, ponlo en un envase hermético, evitando que se reseque o que pierda su frescura, sabor y olor.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos

Hacer patatas paja

01 Oct 2014