Cómo conservar mejor las propiedades de los alimentos

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Ago 2012

Conservar las propiedades de los alimentos es una forma de preservar nuestra salud, por eso es tan importante encontrar la manera y las técnicas más efectivas para lograrlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Conservación en procesos de frío: una vez descongelado no volver a congelar. Siempre en recipientes y bolsas adecuados, con la fecha de congelación marcada.
  • Traslado: rápido desde el supermercado a casa para no romper la cadena de frío.
  • Comida cocinada: guardarla siempre en raciones pequeñas para ser consumidas de una vez.

 

Existen diversas formas de conservar los alimentos. La principal y más conocida es el frío. La temperatura ideal para la refrigeración de los alimentos se encuentra entre 0º y 5º. Pero no solo es importante la temperatura a la que conservar los alimentos, sino la manera de colocarlos en el interior de la nevera.

En la parte de arriba lo ideal es colocar los productos lácteos y los huevos, mientras que en la parte media del frigorífico es mejor introducir los alimentos que han sido cocinados, junto a los embutidos, la mahonesa o los productos que estamos descongelando.

 

Conservación en frío

Las verduras y las frutas deben colocarse en los cajones especialmente destinados para ellos y las bebidas siempre en la puerta. De este modo los alimentos se conservarán en perfecto estado y podremos consumirlos sin problemas en un espacio corto de tiempo.

Otra manera de mantener en buen estado los alimentos es congelarlos. Pero este proceso ha de hacerse también de manera correcta para que resulte positivo. Para empezar han de estar colocados en recipientes y bolsas adecuadas para su congelación.

Las carnes y los pescados deben estar limpios y preparados antes de meterlos en el congelador. 

Nunca congelar después de haber descongelado

Las comidas preparadas debemos meterlas en recipientes duros que resistan el microondas para poder calentarlas en él directamente a la hora de ser consumidas. 

También hemos de guardar todo en porciones pequeñas que se coman de una sola vez y apuntar la fecha en la que las metimos en el congelador en algún lado del recipiente. Los alimentos congelados no pueden guardarse eternamente ya que pasado un tiempo pierden sus propiedades. Y por supuesto nunca deben recongelarse alimentos que ya se hayan descongelado.

A la hora de trasladar los alimentos desde el supermercado hasta nuestra nevera, debemos hacerlo en el menor tiempo posible para evitar que se rompa la cadena de frío.

Por último, destacar que también existe la conservación con calor, donde encontramos la cocción, pasteurización y esterilización. Estas acciones destruyen los microorganismos que podrían intoxicarnos.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos