Colocar una guarda de papel

Publicado por Vanesa Sánchez, 23 Ago 2012

Una guarda de papel es un elemento decorativo que se pone en las paredes, sobre todo de los cuartos infantiles, para darle un toque diferente a la pared.

LO QUE DEBES SABER...
  • Guarda de papel: papel decorativo para poner en la pared y separar secciones. Existen guardas blancas para hacer tú mismo el dibujo.
  • Materiales: espátula de plástico, brocha, esponja, nivel, lápiz y adhesivo.
  • Pasos: medir dónde colocarla, dar el adhesivo a la guarda, pegar con la espátula y quitar el pegamento sobrante con la esponja.

 

Colocando una guarda de papel darás un poco más de vida a una habitación a muy bajo coste. En el mercado las hay de diferentes colores, diseños y materiales, aunque las más utilizadas son las de papel. Incluso si no te gustan las que veas, puedes tener guardas en color blanco para hacer tú mismo el dibujo.

 

Materiales que necesitarás para colocar una guarda en la pared

Normalmente las guardas se suelen colocar en el medio de las paredes en forma horizontal haciendo de separador para marcar dos áreas de colores o papeles diferentes. También se puede colocar en la parte superior, muy cerca del techo o en el zócalo, a poca distancia del suelo.

Para colocar una guarda de papel necesitarás:

- Adhesivo para guardas

- Brocha

- Esponja

- Lápiz

- Espátula de plástico

- Nivel

En caso de que adquieras guardas de papel autoadhesivas te será mucho más fácil ya que actuarán como si fueran pegatinas, no teniendo que comprar el adhesivo o pegamento ni darlo a cada tira de guarda que vayas a colocar.

Cómo colocar una guarda de papel en la pared

Para garantizar un trabajo perfecto, tienes que medir la altura desde el suelo hasta donde vayas a poner la guarda. Marca con el lápiz esta altura y con la ayuda de una regla y el nivel, marca en todos los puntos de las paredes donde la vayas a instalar.

Si te ayudas de una plomada trazadora te será mucho más fácil, ya que es una herramienta muy útil para marcar líneas horizontales en paredes, tomando las medidas en cada extremo y situando la plomada en ese lugar queda hecha la línea en color azul directamente.

Una vez marcadas las líneas donde vamos a colocar la guarda, si no es autoadhesiva deberás usar el pegamento, encolando bien con la ayuda de la brocha toda la guarda que hayas cortado. Procura dejar un margen de unos 5 cm. para no tener problemas después. Dóblala en forma de acordeón para que te sea mucho más fácil utilizarla. Coge la espátula para ir quitando el aire y el exceso de pegamento a la guarda una vez que la hayas colocado en la pared. Para hacer este paso, empieza desde el centro hacia los extremos.

Cuando llegues a una esquina, deja que la guarda pase unos 2 cm. aproximadamente y comienza la siguiente utilizando ese borde y haciendo coincidir los dibujos. No te centres en dejarla a ras para que no quede mal. Una vez terminado todo el proceso y colocada toda la guarda en la pared, pasa una esponja húmeda con cuidado para que quede bien fijada y sobre todo para eliminar los restos de pegamento que pudieran quedar.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos

Lacar paredes

03 Abr 2014