Qué hacer antes de pintar una pared

Pintura y papel

Publicado por Redacción, 24 Ene 2011

Si nos disponemos a pintar una pared de nuestro hogar, y queremos que nos queden lo más perfectas posible, antes debemos tener en cuenta una serie de premisas. Además de elegir una pintura de buena calidad, debemos preparar a conciencia la superficie de la pared para conseguir que se adhiera de manera uniforme.

Posibles problemas que te pueden surgir y soluciones

Si tu pared presenta burbujas producto de la humedad debes raspar y cepillar la superficie hasta retirar toda la pintura que se encuentra en ese estado. A continuación, rellenar, alisa y lijar para finalizar con una capa de imprimante.

Si el problema te lo dan los agujeros que son resultado de colgar cuadros o baldas, por ejemplo, también deben rellenarse. Para ello, deberemos limpiar el polvo y rellenar los huecos con una masilla especial. Después, tendremos que lijar, eliminar el polvillo resultante y deja que seque. Seguidamente, deberemos volver a lijar para conseguir un acabado perfecto y terminamos aplicando una capa de imprimación sobre el relleno totalmente seco.

Otro incoveniente que podemos encontrar en una pared que queremos pintar es la humedad. Si la superficie que vas a pintar presenta manchas negras, grises o pardas, esto es un síntoma característico de las humedades. Para ello, y si no quieres volver a padecerlas, debes solucionar el origen. Una vez llevado a cabo este proceso, lo primero que debes hacer es cepillar la zona y lavar con lejía. Aclarar con cuidado y dejar secar. A continuación, aplica una capa de imprimación con efecto antihumedad o antibacterias.

Las grietas también pueden ser malas compañeras de la pintura. Existen dos tipos: las estables (no crecen) y las que tienden a ampliarse. En ambos casos el procedimiento a seguir antes de pintar es el siguiente: rellenar el surco con masilla especial y dejar secar (si no es una fisura estable, a continuación debes aplicar una gasa). Alisar, dejar secar, lijar ligeramente y limpiar el polvo. Como siempre, debes finalizar con una capa de imprimación.

Para pequeñas grietas (cuarteados) el procedimiento es más sencillo Se debe lijar, cepillas y desempolvar. A continuación, alisar, dejar secar, y después lijar y desempolvar nuevamente, finalizando con una capa de imprimación.

Las manchas de suciedad también representan un inconveniente para un buen acabado de la nueva pintura. En ese caso hay que lavar con un detergente suave de arriba hacia abajo y dejar secar. Terminaremos con una capa de imprimación especial para superficies con manchas y suciedad.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos