Cómo instalar una línea telefónica en casa

Publicado por Redacción, 18 Abr 2012

Seáis o no manitas, la instalación de una línea de telefonía fija en casa no es nada complicado. Por tanto, podréis ahorraros unos euros en llamar a una empresa para que os lo instale (o la que tengáis contratada con el servicio) que, en la mayoría de los casos, solo por la visita te pide un pago. Hoy os contaremos los pasos básicos para que podáis conectar el cable que lleve la conexión desde el Punto de Terminación de Red (PTR) hasta el terminal.

Lo mínimo imprescindible para ponernos manos a la obra es el terminal del teléfono y el cable. Deberemos comprobar que la extensión de éste es suficiente para alcanzar el lugar o estancia donde queremos ubicar el terminal.

 

Pasos a seguir


Un elemento básico, en este sentido, es el Punto de Terminación de Red. Por lo general, se trata de una caja de plástico de color blanco o hueso. En su parte frontal dispone de una pestaña con dos posiciones: Normal y Prueba. Deberá estar en la primera, mientras que para instalar la línea debe hallarse en la segunda (Prueba). En esa posición, contará con dos pestañas: una de teléfono y dos botones: L1 y L2.

 

 

En la parte de abajo, el PTR dispone de dos orificios. Cada uno se corresponde con los botones mencionados. En esos agujeros habrá que introducir cada extremo de los dos filamentos que componen el cable telefónico. Antes, deberéis quitar la cobertura plástica del extremo del cable. De esa forma, dichos filamentos (compuestos por un alambre) harán contacto con la parte interna de la caja.

Si en la casa ya tenemos un terminal instalado, podremos comprobar que los filamentos del cable ya están instalados allí.

Para introducir esos alambres en los orificios, necesitaremos presionar los botones con un destornillador. Al presionar el botón L1, se abrirá el orificio que está debajo. Y lo mismo sucederá al presionar el L2. Si una pequeña parte del alambre sin cobertura se queda fuera de la caja no hay problema ya que la corriente eléctrica que circula por el cable telefónico es baja.

Después, conectaremos el otro extremo del cable a la caja telefónica, mediante un procedimiento similar.

Por último, nos restará conectar el terminal a la caja y comprobar que el teléfono tiene línea. Si es así, podríamos fijar ya el cable a la pared para conseguir una conexión segura que no moleste ni desentone con la decoración del hogar. Un buen recurso para este objetivo son las llamadas canaletas.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos