Tipos de lámparas halógenas: sus ventajas y desventajas

Publicado por canalHOGAR, 13 May 2015

 

Cada día estamos más concienciados en ahorrar energía y en las consecuencias que ello supone para la conservación del medio ambiente. Si quieres aportar tu granito de arena, te explicamos los tipos de lámparas halógenas, sus ventajas y desventajas

 

Los aparatos luminosos han evolucionado enormemente desde que se inventó la lámpara incandescente en 1878 y su seguidor, el tubo fluorescente en 1939. 

 

Hoy día, podemos contar con otros modelos de iluminación que aportan una mayor intensidad y tienen un consumo eléctrico menor. Es el caso de las lámparas halógenas, creadas por ingenieros americanos en 1959; suponen una solución mucho más pequeña y eficiente si la comparamos con las anteriores.

 

Si estás pensando en cambiar la iluminación de tu casa, a continuación encontrarás todas las claves sobre los tipos de lámparas halógenas, sus ventajas y desventajas. Además, ante esta situación y, si lo necesitas, puedes contar con el servicio de bricolaje del hogar que te ofrece el Seguro de Hogar MAPFRE para realizar ese tipo de tareas que siempre solemos dejar para más tarde. 

 

 

¿Cuál es la composición de una lámpara halógena? 


Podemos encontrar diferentes tipos de lámparas halógenas según el tamaño, forma o potencia, pero todas tienen una estructura muy similar a las lámparas incandescentes comunes. Están formadas por un tubo de cristal, gas halógeno, un filamento de wolframio, un soporte y conexiones exteriores. 


Cuando vayas a comprar una lámpara halógena las encontrarás con forma de cápsula o estándar y dicroica reflectora o lineal.

 

Pros y contras de las lámparas halógenas


Las ventajas más importantes se resumen en:


1. La luz que emiten es un 30% más blanca y brillante

 

2. Su tamaño es menor. 

 

3. Necesitan menos potencia para funcionar y, por lo tanto, consumen menos energía

 

4. Su intensidad de luz no se ve mermada con el paso de las horas, gracias a los vapores de wolframio, que evitan que el cristal se oscurezca. 

 

5. Su vida útil es mucho más larga. 

 

En cuanto a las desventajas, que son muchas menos, podemos citar: 

 

1. Pueden llegar a desprender mucho calor. 

 

2. Emiten radiaciones ultravioletas, por lo que si vamos a utilizar la lámpara halógena en una posición directa hacia nuestro cuerpo deberemos utilizar medidas de protección.

 

Una vez que ya conoces los tipos de lámparas halógenas, tanto sus ventajas como desventajas, está en tu mano la decisión de elegir éstas u otras más antiguas que no te ofrecen las mismas prestaciones.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos