Convierte en mesa una rueda del viejo carro del abuelo

Publicado por Redacción, 31 Ago 2011

Si vuestros antepasados os han dejado en herencia un carro, sabed que es un elemento muy utilizado para decorar jardines o cualquier entorno rural. Las ruedas pueden convertirse en vistosas mesas. Os contamos cómo hacerlo.

Una vez desacoplada del carro, lo primero que debéis hacer es tratar la madera de la rueda, que seguro estará deteriorada. Para restaurarla, lija la superficie y luego aplica un producto contra la voraz carcoma y otro especial para tratar las partes metálicas, un antioxidante. Si quieres mejorar algún desperfecto o irregularidad, rellena la zona con una masilla especial para ello (a la vez sirve para tapar los poros). Si no, utiliza solo un tapaporos (los hay incoloros). Una vez ‘limpia’, debes barnizarla.

 

 

Pero si quieres darle un aspecto distinto, antes de darle el barniz puedes pintarla de un color apropiado para el entorno donde la vayas a colocar. Si por el contrario ya estaba pintada y quieres que luzca con su color natural, entonces debes primero utilizar algún producto decapante y luego raspar y frotar con un cepillo o espátula.

Para las patas el material más utilizado es el hierro. Aunque en este punto necesitarás encargárselas a un forjador. Él te orientará en cuanto a la forma. Deberás tener en cuenta el diámetro de la rueda y su peso. Cuanto más grande sea, más robusta debe ser la peana. Antes de encargar las patas, piensa si quieres que estas, además, sobresalgan por encima de la rueda.

Sobre esas extensiones de hierro forjado se acoplará el cristal que será la superficie de la mesa. Otra posibilidad es que apoyes el cristal sobre madera, aunque también necesitarás la ayuda de un carpintero si no eres muy ‘manitas’. El cristal debe tener un groso mínimo de 0,6 milímetros, aunque lo mejor es que le preguntes al cristalero. Los cristales para las mesas deben estar templados. Así si se rompe no se hará mil pedazos sino que se fragmentará sin fatales consecuencias para las personas.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.