Cinco materiales básicos para trabajar la madera

Publicado por Redacción, 02 Mar 2011

Tras desvelaros las cualidades de las maderas, ya sean de origen natural o manufacturado, ahora le toca el turno a los materiales imprescindibles para trabajarlas. Hay más, pero en este post vamos a hablar concretamente de 5 materiales. Y, por supuesto, se excluyen las herramientas. Son, por ende, nuestros amigos los tornillos, los pegamentos, las clavijas, los clavos…

  1. Tornillos y clavos. Todos sabéis cómo son. Por lo general, son de metal, pero los hay también de madera o de plástico entre otros. Se enroscan a través de la ranura de sus cabezas, y sirven para fijar una pieza sobre el material que estemos trabajando. Para ello emplearemos el destornillador apropiado. Tornillos hay de tantos tamaño, y sus cabezas tiene tantas formas, como diferentes superficies vayamos a trabajar. El más empleado para las maderas son los tirafondos.  En cuanto a los clavos, tienen la misma función que los tornillos. Aunque aquellos son más comunes para el acto de ensamblar objetos en la madera. Los hay cortos y de cabeza ancha (tachuelas), ambas partes cortas (puntas), …
  2. Cola y adhesivos. Este material, propicio para adherir objetos a diferentes superficies, se emplea en madera sobre todo para reforzar y unir chapas. En lo que respecta a los adhesivos, los hay de varios tipos según su uso, siendo los propicios los generales, los exclusivos de madera y los resistentes al calor y al agua, los más empleados.
  3. Bisagras.  Son los objetos que permiten que las puertas giren sin problemas. Se suelen componer por dos piezas, una fijada en la puerta y otra en un punto fijo, por ejemplo, del marco. Giran gracias a que están dispuestas en el mismo eje.
  4. Tiradores. Es con lo que abres y cierras un cajón, una puerta, etc. Los hay de multitud de formas, pero los más comunes y útiles son los de asa.
  5. Clavijas. Son comunes las de madera, aunque las hay de metal también. O de plástico. Sirven para ensamblar mediante presión dos maderas, unidas por este taquito adosado a las tablas mediante sendos agujeros algo más estrechos que el grosor de la propia clavija, realizados con un taladro.


Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos