Cómo forrar un armario

Publicado por Vanesa Sánchez, 17 Jul 2012

Forrar un armario es una buena elección para protegerlo por dentro y no tener que estar pintando cada poco las paredes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: planchas de estratificado, cola de contacto, cúter, lima y masilla.
  • Pasos: tomar medidas, poner la cola en la pared, colocar la plancha de madera y colocar los  cantos.
  • Resultado: armario protegido interiormente y con fácil mantenimiento.

 

Para forrar un armario no se necesitan muchos materiales y el resultado, después de unas horas de trabajo, es excelente.

 

Por dónde empezar

Lo ideal sería montarlo fuera antes de colocarlo en el hueco del armario, si fuera posible. Muchas veces es complicado realizar esto si tiene puertas o el frente puesto.

Por tanto, la forma más sensata de forrar el armario es hacerlo por partes separadas y después se unirán con unas rinconeras u otro tipo de moldura. Así, de esta forma, tendremos que cortar las partes individuales del armario y después llevarlas al hueco para pegarlas con cola y clavos de acero o tornillos con tacos.

Después de tener claro estos conceptos y el procedimiento que vamos a realizar, debemos escoger qué tipo de madera vamos a utilizar y la calidad de la misma. Hay diferentes maderas: maciza, aglomerado plastificado, estratificado… Lo más recomendable es utilizar las planchas de estratificado, que además de ser económicas, cuentan con un fácil acabado. También son muy prácticas para su limpieza y mantenimiento.

Una vez elegido el material que usaremos para forrar el armario, tendremos que seguir unas claves básicas para obtener un resultado excelente. Por ejemplo, tomar las medidas varias veces para no confundirnos. Para pegar las planchas se utiliza comúnmente la cola de contacto que tiene una consistencia que se modifica según la temperatura del ambiente. Por tanto es mejor sacarla de donde la tengamos guardada un par de horas antes de usarla.

Materiales necesarios y el paso a paso

Además de las planchas y la cola de contacto, vamos a necesitar:

- Espátula flexible.

- Cúter.

- Sierra de calar con hoja de dentadura muy fina.

- Rodillo de enmoquetar.

- Lima para suavizar las aristas.

- Masilla acrílica.

- Lija.

Para forrar el armario primero hay que limpiar la superficie que vamos a forrar. Para ello, lija y quita el polvo sobrante. Usa la masilla acrílica para tapar agujeritos o imperfecciones que tenga, deja secar y luego pasa una lija de grano medio. Toma las medidas exactas de la plancha poniéndola sobre la pared, corta con el cúter lo sobrante y pasa la lima por las aristas que queden. A continuación extiende la cola con la espátula flexible y cuando esté pegajosa, coloca la plancha de estratificado sobre el armario. Haz presión con el rodillo para que se pegue correctamente.

Hazlo así para todo el armario. Finalmente pega las tiras para los cantos, púlelos y después pasar una esponja húmeda para eliminar el polvo. 



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos