Tornillos: tipos y usos

Publicado por canalHOGAR, 15 Oct 2015

tipos de tornillos

Los tornillos son básicos para realizar trabajos de bricolaje. Tener varios modelos en casa es muy útil para solventar muchas de estas tareas. A continuación detallamos los distintos tipos y usos de tornillos con los que te puedes encontrar.

Los tornillos sirven, básicamente, para sujetar distintas piezas, ya sea de una forma temporal o permanente. Los identificarás por su forma cilíndrica de metal con una cabeza, cuello y rosca. A pesar de estos detalles conocidos por todos, pasamos a explicar los diferentes tornillos, tipos y usos.

¿Cómo pueden ser según su forma?

En el mercado podemos encontrar muchas variantes de tornillos según la forma de su cabeza que se combinan con los sistemas de apretado. Los más comunes son:

- Hexagonal: es uno de los más utilizados y se caracteriza por tener una cabeza hexagonal. Se usa principalmente para unir piezas metálicas.

- Allen: si tienes que realizar un trabajo en una superficie lisa, como por ejemplo el montaje de un mueble, no dudes en utilizar un tornillo de este tipo. En la cabeza tienen un orificio hexagonal donde se encaja la llave allen que se necesita para colocarlos.

- Cabeza plana: también es muy útil para maderas o muebles. Cuenta con la rosca separada de su cabeza para que no actúe como un taladro en sí, sino para ejercer la función de sujetar.

- Philips: comúnmente conocidos como de estrella. Tienen una ranura en su cabeza en forma de cruz y se necesita un destornillador de estrella para su uso. Este tipo de tornillos es el que más se utiliza para aparatos, bisagras y máquinas.

- Cabeza ranurada: los identificarás porque cuentan con una ranura recta en su cabeza y sólo se pueden apretar con un destornillador plano. Son muy usados cuando hay que unir algo simple, como por ejemplo un enchufe.

- Cabeza redondeada: parece un semicírculo si lo miramos de lado. Es muy utilizado en automóviles y en todo tipo de herramientas eléctricas.

¿Qué tipo escogemos?

Elegir un modelo u otro dependerá del trabajo que vayamos a realizar. Por ejemplo, si estamos montando un pequeño mueble, el más indicado será uno para madera. Este modelo tiene una dimensión de rosca ¾ y una punta estrecha que permite ir abriéndose paso sin necesidad de hacer agujero.

En cambio, si necesitamos fijar una chapa metálica o una madera dura, la mejor opción será uno autorroscante o autoperforante. El primero tiene la rosca cortante y termina en punta, son muy utilizados en automóviles. Los autoperforantes tienen una punta broca, evitando así tener que hacer agujeros previos.

Si ya conoces los diferentes tipos de tornillos y sus usos, podrás utilizar el más adecuado a cada material y trabajo que desees realizar. En este aspecto, recuerda que el Seguro de Hogar Platino MAPFRE te ofrece una cobertura para realizar determinados trabajos de bricolaje, como colocar un accesorio de baño o cocina, instalar una lámpara, colocar una estantería, etc.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de tornillos: según su forma, rosca, cabeza o sistema de apretado.
  • Importante: escoger el tornillo más adecuado para cada material.
  • Herramientas para atornillar: dependiendo de su cabeza y ranura.
  • Para madera: rosca ¾ y punta estrecha que permite abrirse paso sin necesidad de hacer agujero.
  • Para chapas o maderas duras: autorroscantes o autoperforantes.


Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios