Cómo hacer un falso tabique

Publicado por Vanesa Sánchez, 13 Feb 2013

¿Quieres darle otro aire a tu dormitorio con un nuevo cabecero? ¿Necesitas separar dos ambientes de forma ligera? Sigue los siguientes pasos y verás lo sencillo que resulta hacer un falso tabique.

LO QUE DEBES SABER...
  • Falso tabique: una estructura para separar ambientes sin tener que hacer una pared entera. También se puede utilizar como cabecero.
  • Materiales: usar un tablero de aglomerado y escuadras para sujetarlo. Además se necesita un taladro, brocas, lija, pintura y tornillos.
  • Pasos: preparar la zona donde vamos a trabajar, poner el tabique donde queramos, pintándolo o forrándolo de papel. Por último hay que taladrar y colocar las escuadras.

 

Un falso tabique es una estructura que queda muy bien como elemento decorativo o por si te apetece separar ambientes y no quieres hacer una pared entera. 

 

Primeros pasos para realizar el falso tabique

Para realizar la estructura emplearemos un tablero de aglomerado, en este caso de 16 mm de grosor y unas escuadras metálicas para sujetar el falso tabique a la pared.

Lo primero que haremos será liberar el espacio en el que vamos a trabajar y tapar lo que no queramos manchar. Así que sacaremos todo lo que podamos de la estancia y taparemos con plásticos el resto.

Posteriormente, (este paso será necesario si el falso tabique no cubre la pared entera a la que va adosado), repasaremos toda la superficie con una hoja de lija de grano fino, hasta dejarla lisa. Con un paño húmedo retiraremos el polvo que se haya podido producir. Aplicaremos pintura en los ángulos y zonas de unión y en el resto de la superficie trabajaremos con un rodillo antigoteo (será más cómodo si es con alargamiento telescópico).

Finalizar el falso tabique

Cortaremos las piezas que necesitamos para hacer la estructura. Haremos los agujeros de fijación empleando el taladro y una broca para madera del mismo diámetro que los tirafondos que vamos a emplear.

Uniremos las dos partes que conformarán el armazón del falso tabique. A la hora de insertar los tirafondos es importante usar una punta adecuada a la forma y el tamaño de la cabeza. Lo pintaremos o empapelaremos según la idea decorativa que tengamos.

Presentaremos el falso tabique en su posición y lo sujetaremos, atornillando las escuadras, y taparemos la cabeza de los tornillos con unos embellecedores autoadhesivos.

En algunas ocasiones será necesario incluir una caja de registros eléctricos, dependiendo de la utilidad que le demos al tabique, que necesitará de otra serie de operaciones. En este caso si no te atreves a hacerlo tú, tendrás que llamar a un electricista para que se encargue de esa parte.

Como resultado tendrás un fantástico y decorativo falso tabique.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos

Clases de morteros

22 Oct 2014