Cómo revocar una pared

Publicado por Vanesa Sánchez, 16 Ene 2013

Revocar una pared no es más que aplicar una o varias capas de material sobre ella para que la pared quede lisa y no se vean ladrillos u hormigón. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Revocar una pared: dar varias capas de material para dejarla lisa y sin que se vea hormigón o ladrillo.
  • Proceso: previamente colocar los listones en la pared con una separación de un metro entre ellos. Preparar la masa de yeso o mortero y aplicarla alisando finalmente todo.
  • Pasos: lo mejor es comenzar por la parte superior y por una esquina. Aplicar pegotes de masa y alisar con la llana.

 

Es una tarea que seguro has visto hacer en alguna obra o incluso en tu casa al tener que hacer alguna pequeña reforma. Hoy te enseñamos a hacerlo paso a paso.

 

¿Puedo revocar una pared?

Quizá te gustaría realizar un revoque en una pared por ti mismo sin necesidad de recurrir a un experto. Al principio siempre hay algo de duda y puede que no te veas capaz de realizar este trabajo, pero con un poco de práctica lograrás que te quede una pared perfecta. Lo mejor es que empieces por zonas que no estén visibles hasta que te salga muy bien, porque al principio no serán trabajos perfectos.

Si la pared es de ladrillo tendrás que aplicar primero un producto fijador específico antes de ponerte a revocar la pared. Así la primera capa se quedará bien agarrada. Prueba con algún sellante para ladrillo o algún producto a base de látex que tendrás que rebajar con agua.

Puede ser que necesites aplicar hasta dos o tres capas de revoque para dejar la pared perfecta. O simplemente puede que con una sea más que suficiente para que la pared esté en condiciones.

Cómo revocar una pared correctamente

Cuando tengas la superficie preparada y muy limpia puedes comenzar a revocar la pared. Si la superficie tuviera pintura comprueba que no esté degradada. Si tu pared no es de ladrillo, tiene que ser plana pero algo rugosa para que pueda agarrar bien.

Las herramientas que vas a necesitar son llana, paleta, cubo y listones. Prepara en un cubo la primera capa con yeso y agua según indique el envase. También la puedes hacer con mortero. Remueve muy bien para que quede la masa homogénea.

Así pues, empieza colocando listones de 1 cm de grosor cada metro aproximadamente y empieza a poner el yeso por las zonas más altas. Si lo necesitas ayúdate de un andamio o escalera fuerte. Humedece la pared y lanza pegotes de yeso para finalmente alisar todo con la llana



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos